La vida de alquiler

2004 Autoedición

Carlos Chaouen me escribió en su primer disco que todos los comienzos son ingenuos y, aunque en aquel momento no lo entendí completamente, con el paso de los años fue ganando razón.
Este disco es, seguramente, al que más cariño tengo de mi discografía, el que escribí y grabamos con más ilusión, pero sin duda también es el más ingenuo. Quería contarlo todo y aún no sabía nada… 
Fue producido, grabado, mezclado y masterizado por uno de mis mejores amigos: Marco Castañón, la primera persona que pensó que de este cuerpo flaco podían salir canciones. 
Aunque no lo conocéis la mayoría, aún canto alguna de sus canciones en los conciertos. Me gusta recordar -ya sabéis, del latín “volver a pasar por el corazón”- aquellas fotos para regresar a aquellos 23 años en los que tanto queríamos hacer.
 
Algún día volveré sobre aquellos pasos…